Joaquin_Gavila

Joaquín Gavilá
Jefe Clínico Oncología Médica
Fundación Instituto Valenciano de Oncología

"Compartir sesiones todos o casi todos los viernes con compañeros que son grandes expertos en este campo de la medicina es una auténtica pasada."

Pues la verdad es que el mismo día me ocurrieron dos cosas diferentes. Una paciente que no solía visitar vino a buscarme a la consulta preguntándome por HOPE y le estuve explicando en qué consistía el estudio. Y, por otro lado, acudió otra paciente, que sí que suelo atender de forma habitual, y ya fui yo quién se lo propuso. Así que el primer día tuve las dos situaciones. Al principio, el arrancar fue un excelente aprendizaje para todos porque, aunque habíamos hecho alguna formación, fuimos aprendiendo bien los circuitos, las solicitudes de muestras… Fue muy enriquecedor para todos.

Compartir sesiones todos o casi todos los viernes con compañeros que son grandes expertos en este campo de la medicina es una auténtica pasada. Creo que, para algunos oncólogos, el hecho de participar en el MAB puede cambiar su perspectiva en relación al tratamiento de su paciente. Al final, cada paciente es un mundo, igual que lo es un tratamiento dirigido en base a mutaciones o amplificaciones genéticas, lo mismo ocurre si tenemos en cuenta otros matices tan importantes como los antecedentes médicos, el perfil social y psicológico y antecedentes de la paciente, y las características clínico-patológicas del tumor. Yo creo que, al final, para una toma de decisión de un análisis de una paciente, hay que conocer todos los detalles. Creo que es muy importante la figura del médico responsable porque hay matices y detalles que nos ayudan muy mucho a conocer mejor a la paciente y ayuda de gran forma en la toma de decisiones.

Sí, claro que los he comentado con las pacientes. De hecho, hay una de las pacientes que, gracias al análisis del HOPE, ha entrado en un ensayo clínico. Es una paciente con una mutación de PI3K. Objetivamos una mutación en PI3K y, a la progresión del tratamiento con el que estaba, la incluimos en un ensayo clínico para pacientes con esa mutación especifica. O sea que por supuesto que lo he vivido. O segundas opiniones que he tenido de pacientes de otros hospitales, les he propuesto participar en HOPE y el abanico de posibilidades terapéuticas que se pueden abrir es muy amplio. El hecho que las pacientes reciban el informe y no entiendan la información que aparece en él puede llevar a situaciones incómodas.

Es muy importante que sepamos que la paciente tiene que conocer su enfermedad, pero no es ella la que tiene que interpretar la documentación clínica. Debe conocer lo que pone en el documento clínico, interpretándolo con nosotros (los oncólogos). Eso es precisamente lo que facilita HOPE.

Eso por un lado, y el otro es que pacientes de todos los rincones de España puedan acceder a este tipo de análisis que, por desgracia, no están en todos los hospitales. Yo creo que ese es el punto clave. Intentamos ser lo más equitativos posibles, independientemente de si una paciente es tratada en un hospital más grande o más pequeño, con las diferencias que ello podría conllevar. Hablamos no sólo de este tipo de análisis sino también del acceso a ensayos clínicos, porque este es otro problema que tenemos a nivel nacional, el desconocer qué está haciendo el del hospital de al lado, y eso es algo importantísimo.

Como es de esperar, la paciente que participa en HOPE espera tener el resultado lo más pronto posible, pero pueden surgir algunos problemas logísticos que son “hospital dependientes”. Excepto un par de detalles, el resto ha ido rodado. Y, de aquí, felicitar a toda la gente de la oficina de SOLTI porque el trabajo es inmenso. Esto hay que subrayarlo porque es alucinante el esfuerzo personal y de recursos que exige un programa como HOPE a todos los niveles.

Estamos encontrando algunas señales intersantes que hasta ahora no esperábamos. Por ejemplo, pacientes que podemos identificar como posibles portadoras de una mutación germinal, es decir no en lo que sería el tumor, sino que es la paciente la que es portadora de una mutación hereditaria. Algunas mutaciones que vemos que son concordantes en muchas pacientes. También hemos aprendido en qué momento vale la pena hacer la extracción de la biopsia líquida, porque no es lo mismo hacerla en el momento en que la paciente no está en progresión a que sí lo esté….

Con herramientas basadas en Inteligencia Artificial puede que en un futuro podamos generar mucho más conocimiento y todo ello ayudará a afinar cada vez más el tratamiento dirigido para cada paciente. Toda la información recogida, gracias al esfuerzo de todos y todas los implicados, en HOPE se podría integrar con lo que se genera nosotros en el día a día en los hospitales. Esto sería una herramienta con un potencial increíble pensando en beneficia y mejorar los resultados para los pacientes.

A veces, saltar al vacío en un proyecto como este da vértigo, y el haber saltado juntos, pacientes y médicos, la verdad es que ayuda a vencer esos miedos y a crear una herramienta que es muy útil para nuestro día a día. Me gustaría felicitar a SOLTI y a todo el equipo, y a seguir mejorando y ayudando a los y las pacientes.

Back to top Arrow